La 4T niega permiso para que entre a México mil toneladas de glifosato; representa riesgo a la salud y ambiente

noviembre 27, 2019

El glifosato “representa un riesgo ambiental alto, al existir una presunción fundada respecto de que su uso puede generar un daño ambiental y a la salud irreversible”, dijo la secretaría.

MÉXICO.— La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) negó el permiso para que un cargamento de mil toneladas del herbicida glifosato entre a México, por cuestiones de salud y medioambientales.


A través de un comunicado señaló que “ante las evidencias científicas que citan al glifosato (ingrediente activo de más de 750 formulaciones herbicidas utilizadas en la agricultura, silvicultura, aplicaciones urbanas y domésticas) como potencialmente tóxico para la salud humana y el medio ambiente, la Dirección General de Gestión Integral de Materiales y Actividades Riesgosas (DGGIMAR) de la Semarnat aplicó el principio precautorio para negar a un particular la autorización para importar mil toneladas de glifosato”.

La Semarnat destacó que el respeto y protección del derecho a un medio ambiente sano y el derecho a la salud constituyen una obligación del Estado mexicano para establecer determinadas limitaciones a las importaciones que autoriza.

México es el más reciente de una serie de países en anunciar prohibiciones al glifosato, el ingrediente activo del herbicida Roundup.

“Con base en el principio precautorio para la prevención de riesgos de ocurrencia de daños graves e irreversibles a la salud humana y al medio ambiente, niega las autorizaciones para importar glifosato, en tanto no existan los elementos e información científica contundente que garantice que el uso de este herbicida no afecta o vulnera ningún derecho fundamental consagrado por nuestra legislación, y se garantice que no pone en riesgo al medio ambiente”, indica el documento.

Uso de glifosato alertó a las millones a nivel mundial. Esto es serio.

La dependencia refirió que el uso del glifosato a nivel mundial se disparó en los últimos años por el aumento de los cultivos de organismos genéticamente modificados (transgénicos) resistentes al herbicida, actividad prohibida, por lo que si su uso está relacionado debe restringirse también.